Oscar pasando ratos divertidos con su hijo pequeño

02 Oscar tiene la gran suerte de que consiguió sacarse las oposiciones para ser juez después de estar cuatro años preparándolas y hoy en día está casado y con un hijo muy cariñoso que tiene siete años y al que le gusta mucho los juegos de tiburones online y es por eso que hoy, aprovechando que tiene fiesta en el juzgado y que no se puede mover de casa ya que le están montando los muebles nuevos de la habitación de invitados, le va a preparar un desayuno muy rico a su hijo Pedro antes de que se vayan los dos a la habitación que muchas veces Oscar utiliza de despacho para trabajar investigando casos y se van a conectar a internet para pasar un rato muy divertido viendo el vídeo de lo que el ojo no ve antes de que se conecten a una página de minijuegos donde esta vez van a jugar juntos a un juego de fútbol con jugadores cabezones que tendrán que manejar para poder meter gol en la portería rival utilizando la cabeza calculando cual es el mejor momento para saltar y ganar el balón al rival.

Samuel sacando tiempo libre en el crucero en el que trabajo

01 Samuel trabaja como guía turístico en una empresa de cruceros muy conocida y hoy han atracado en el puerto de Menorca para pasar unos días en la isla y donde va a tener que enseñar a los pasajeros los sitios más bonitos de la isla y esta mañana, ha quedado en tierra con toda la tripulación que ya lleva el bikini o el bañador puesto para irse en autocar hasta la playa de Son Bou, una de las playas más conocidas de Menorca y donde van a pasar toda la mañana antes de irse todos a comer a los chiringuitos para descansar un poco y coger fuerzas antes de irse a visitar la Mola de Menorca, una fortaleza militar muy bonita que necesitarán tres horas para verla entera antes de volver al barco donde Samuel, cuando llegue a su camarote, va a encender el ordenador para ponerse a jugar a juegos de policias gratis aprovechando que ya funciona el Wifi en el barco y donde se lo va a pasar muy bien conduciendo un coche de policia por las calles de San Francisco hasta que llegue la hora de cenar.